Impulsos, sensaciones y conseguir madurar

Posted in Deporte

Tagged with ,

He de reconocer que siempre me he movido por las sensaciones que en cada época de mi vida he podido ir sintiendo, aunque con el paso de los años esas sensaciones o impulsos me han pasado por un filtro mental antes de tomar una decisión final, intentando por la experiencia que he ido tomando, que se convierta en una decisión bien premeditada por la que no quepa el arrepentimiento o la marcha atrás. Si lo has decidido así eres el único responsable de que lo termines haciendo o por lo menos intentando hasta que no se tenga más remedio. 

Hace ya unos cuantos años que me empecé a interesar y a la misma vez practicar por el deporte de “fondo”. En aquello inicios empecé a correr alguna cursa de 10K y alguna que otra cursa en BTT hasta que empecé a combinar disciplinas, primero fue el correr con la bici, hasta que un día decidí tirarme a la piscina (literalmente) con la único intención de llegar nadando al otro extremo de esta. De ese día creo que me acordaré siempre, ahora me sale una sonrisa, pero en ese momento recuerdo perfectamente que tragué varios centilitros de agua.

Triatlon Esqueri

En ese momento no me di por vencido, no! Por aquel entonces ya había conocido a mucha gente que estaban metidos de lleno en los triatlones y como bien he comentado en las primeras líneas mis decisiones eran impulsivas, sin que estas fueran lo suficientemente maduras, por lo que en pocos días pasé de correr en cursas de 10K a presentarme en mi primer triatlón sin, seguramente, la suficiente preparación. Recuerdo que al terminar no me sentí del todo contento. Sufrir se puede de muchas maneras, incluso existen sufrimientos que son reconfortantes.

Con el tiempo fui cogiendo una forma física bastante buena, sobretodo por el tiempo que por aquel entonces tenía. No tenía problema en salir a entrenar por la mañana temprano, para después a última hora de la noche volver a salir y, esto está muy bien, pero mi problema es que lo hacía sin ningún tipo de control, llegando al punto de convertirse en una obligación el tener que entrenar dos o tres veces diarias, desconociendo totalmente que más vale entrenar menos y con calidad.

Triatleta Esqueri

Todo fue mejorando, mis tiempos, mi estado físico, mi aguante encima de una bici o mis metros de natación seguidos. Hasta que llegó el día que quise hacer algo grande. Creí estar preparado físicamente para hacer una de las pruebas más duras que existen, y en este punto acerté, pero no vi más allá….

Por aquellos entonces yo y mi familia nos encontrábamos en una situación complicada, hacía casi dos años me había quedado sin trabajo y a pesar que físicamente estuviera como una piedra, mi problema estaba en mi estado mental, lo que no me dejaba ser feliz ni disfrutar de nada de lo que hacía, siempre estaba ese pensamiento que hacía que en lo que aparentemente parecía una buena situación, pasara a ser un sinfín de problemas y culpabilidades.

Como muchos ya sabéis estuve preparando el Ironman de Niza, nueve meses antes de que llegara la cita, entrenando como un animal, por que en ese momento no me tomaba el deporte como algo divertido y por lo que disfrutara de ello. No, todo lo contrario! Lo hacía para evadir mis problemas y me empleé al máximo en la única obligación que tenía…. Ya sabéis que esta historia acabó mal y es que no podía terminar de otra manera.

Hoy:

IronMan Esqueri

Después de que mis entrenos bajaran considerablemente tomando ese tiempo necesario para intentar recuperar, hoy puedo decir que disfruto del deporte, los entrenos, el sufrimiento (bueno) de querer siempre un poco más, algo que seguro va muy identificado con todos los que practicamos este deporte. Hoy me marco metas, sobretodo pensadas en mi disfrute y sabiendo hasta donde puedo llegar, y así ir apretando cada vez más en cada una de ellas. Hoy me siento con ganas de participar en cursas de 10K, Maratones y Triatlones.

Y lo más importante es que hoy me siento con fuerza de poder pensar que algún día cumpliré ese gran objetivo que hace un tiempo dejé a medias, a tan solo 2 semanas de la competición. Eso si, muy consciente de que nada va a ser como antes… empezando por la manera de entrenar y terminando por mi estado de ánimos, ya que me siento un auténtico privilegiado de poder disfrutar del deporte.

Si te ha gustado este post, compártelo!
Pin It

Suscríbete!

Deja un comentario:

Leave a Reply