Patinar sobre ruedas

Desde siempre había querido aprender a patinar sobre ruedas y no ha sido hasta hace unos días que a mi hija de 5 años, el Papá Noel le regaló unos. Al ver la facilidad que tuvo para mantener el equilibrio y empezar a deslizarse, me decidí a comprarme unos para poder  acompañarla en sus salidas y es que cualquier excusa es buena para practicar deporte y más aun cuando lo puedes practicar con tu hija.


Patinar sobre ruedas

Foto extraída de Inercia Online



Después de mucho mirar y leer opiniones me decidí por los Spark 80 II de Rollerblade, ya que por su calidad precio he creído que son los mejores para iniciarme, además de no tenerlas todas a la hora de aprender.

La sorpresa fue mia cuando me los puse por primera vez, me di cuenta que conseguía mantenerme sin caerme, tenía mis dudas y estava seguro que las caídas iban a ser vastante abundantes, pero enseguida empecé a patinar, bueno, a deslizarme de mi manera, muy prudente para coger el tacto de los patines y aprender a posicionar el cuerpo para encontrar el equilibrio correcto y sentirme lo más cómodo posible.

Ayer, en nuestra segunda salida ya fuimos a forzar un poco y conseguimos terminar con casi 14 kilómetros. A pesar de hacer regularmente deporte, hoy puedo asegurar que se trabajan músculos que no sabía ni que existían y después de mucho tiempo vuelva a notar agujetas en las piernas y alguna zona de la espalda.

Contento de haber conocido este deporte al que seguro voy a dedicar mucho tiempo.

Si te ha gustado este post, compártelo!
Pin It

Suscríbete!

Deja un comentario:

Leave a Reply